Mi lema es “Somos lo que hemos vivido”. Y con este pensamiento que me guía, vivir para ser, hace ya varios años tomé la decisión de desbotonar el prieto corsé del modelo de vida convencional y llevar las riendas de mi existencia con el firme propósito de aplicarme la teoría de que tenemos que poner vida a los años y no años a la vida. Y comencé mi sueño.
Misiana, mi sueño hecho realidad, es el resultado de un cambio, de una forma de vida diferente en el que no tiene cabida el desánimo porque lo compensan con mucho las satisfacciones. Ni cabe el aburrimiento. Misiana, para mí, es un espacio en el que crezco cada día aprendiendo y enseñando, siendo anfitrión de entusiastas huéspedes o espectador en vidas de quienes el azar ha decidido cruzarnos en el camino.
En Misiana he tratado de conseguir que, con mi experiencia como viajero y mis conocimientos profesionales, se diera lo que yo desearía y me impuse, me sigo imponiendo, que quienes pasen por aquí añadan a sus vidas un trocito del cariño que ponemos todo mi equipo en lo que hacemos. De paso, pero eso lo dejo al inteligente criterio de nuestros huéspedes, invitamos a quienes nos visitan a que se lleven otro pedacito de la clarividente forma de vivir la vida que se tiene en esta maravillosa parte del Planeta.

Tomás Coloma, Tarifa, Cadiz.