Desde el primer momento en que vi el edificio me enamoré ( aunque estaba en un estado desastroso), vi todo el partido que se le podía sacar a este lugar tan emblemático y con tanta historia.
Siempre quise crear un espacio dónde el huésped se sintiera como en su propia casa, por eso decidí reconvertir La antigua Residencia militar en un edificio de apartamentos equipados con todas las comodidades.
Sus impresionantes vistas que se pueden disfrutar desde la mayoría de los apartamentos cuidadosamente decorados y principalmente desde la piscina, es lo que hace que nuestros clientes se lleven una maravillosa experiencia tal y como nos lo hacen saber día a día llenándonos de satisfacción.

Robin Schöck, Tarifa, Cádiz.